Se insta al ‘arrogante’ humano a dormir más

Esta semana, científicos han advertido que los humanos están durmiendo menos que nunca y que esto puede resultar en problemas serios de salud. ¿Pero qué tan importante puede ser el sueño?

Al preguntarle al emperador de Francia, Napoleón Bonaparte, sobre cuántas horas deben dormir las personas, contestó sin titubear: ‘seis para el hombre, siete para la mujer y ocho para el tonto.’

Pero esta semana, investigadores destacados en el campo nos han advertido que el pensar que no necesitamos dormir mucho es ‘sumamente arrogante’ y que la falta de sueño afecta gravemente la salud.

Científicos de Oxford, Cambridge, Harvard y las universidades de Manchester y Surrey dicen que el no dormir lo suficiente incrementa el riesgo al cáncer, enfermedades del corazón, diabetes, infecciones y obesidad.

La mayoría de nosotros requerimos entre siete y nueves horas al día, pero hoy en día le hemos restado 1 ó 2 horas en las últimas 6 décadas, ignorando así nuestro reloj biológico.

El reloj biológico es un conjunto de aproximadamente 10,000 células nerviosas encontradas en el hipotálamo. La luz solar que entra por nuestros ojos regula nuestro cuerpo y nos hace operar con eficacia óptima. El reloj biológico provoca la producción de hormonas como la hidrocortisona que nos mantiene alerta y la melatonina, segregada cuando oscurece, que nos ayuda a dormir, desintoxicar y reponer nuestros niveles de energía.

Pero estos patrones naturales son subvertidos por la luz artificial producida por nuestros móviles, tablets y ordenadores. Demasiada exposición a estos artilugios por la noche, pospone la segregación de melatonina provocando dificultad para despertarse al día siguiente.

Muchas personas famosas han tenido éxito durmiendo poco, como la ex-primer ministra Margaret Thatcher, que decía necesitar sólo de tres a cuatro horas de sueño al día. Uno de sus biógrafos adjudica que esta habilidad de trabajar hasta altas horas de la noche la hizo ser siempre ‘la persona más informada del lugar.’

Pero esta nueva investigación sugiere que durante la noche, los niveles de atención son más bajos y los accidentes más frecuentes. Algunos afirman que desastres como el de Chernóbil, fueron causados por personas operando con falta de sueño.

¡Despiértate ya!

Unos dicen que esta investigación ignora nuestra habilidad de adaptarnos a los cambios – ya no vivimos en cuevas. Los citadinos han vivido con luz artificial por cientos de años, y el trabajo y el esparcimiento se han extendido hasta la noche. Si alguna vez tuvo sentido el levantarse e irse a dormir al salir y ponerse el sol, ahora ya no es necesario.

Pero otros argumentan que es tiempo de tomarnos el sueño en serio. Es innegable que nuestro estilo de vida moderno ha cambiado con la tecnología al brindarnos excusas para permanecer despiertos en vez de desconectar. La luz barata es tan mala como la comida rápida; ir en contra de nuestro instinto puede ser peligrosamente dañino.

Tú Decides

  1. ¿Qué tan importante es el sueño?
  2. ¿Crees que este artículo confirma que los inventos modernos y la tecnología son malos para nosotros?

Actividades

  1. Dibuja un reloj grande en un papel y escribe tus hábitos en él: a la hora que te despiertas y te duermes, comes, etc. Compara tu reloj con el de tus compañeros en grupos y discute sobre cómo cambiarías tus hábitos para ser más sano.
  2. Utilizando la información en la sección de expertos, haz una historieta caricaturizada en donde muestres los efectos ocasionados por la falta de sueño desde los menos serios hasta los más dañinos.

Unos Dicen

“El sueño es una pérdida de tiempo heredada de los cavernícolas.’Thomas Edison”

¿Tú qué crees?

P & R

P: ¿No es el sueño una pérdida de tiempo?
R: No. Es una parte sumamente importante de nuestra biología, y al no destinar suficiente tiempo al descanso, el cerebro no se apaga con debería por la noche. Aunque no notes que la falta de sueño es dañina y que te hace menos productivo, a la larga podría resultar en algo serio. Se piensa que el problema afecta más a los adolescentes.
P: ¿Es posible dejar de dormir?
R: El récord más reciente sin conciliar el sueño es de 11 días, declarado por Randy Gardner en 1965. A los cuatro días comenzó a alucinar y sufrir de paranoia y confusión. Largos períodos de privación de sueño han resultado en acusaciones a amigos y familiares, y confesiones a crímenes no cometidos por dichos sujetos. Si dejas de dormir, simplemente morirías.

Atención Al Vocablo

Napoleón
(1769-1821) Napoleón se coronó a sí mismo como Emperador de Francia en 1804 y estuvo en guerra con gran parte de Europa durante su reino. Tras su derrota en Waterloo en 1815, los ingleses lo exiliaron a las remotas islas de Santa Elena al sur del Océano Atlántico.
Hipotálamo
Es una porción del cerebro más o menos del tamaño de una almendra encargada de producir hormonas. Las hormonas controlan la temperatura corporal, el hambre, la sed y el estado de ánimo.
Margaret Thatcher
(1925-2013) Thatcher fue la primera mujer en ser primer ministro del Reino Unido. Sus emisarios de prensa, amigos cercanos y biógrafos han comentado sobre su incansable energía; a menudo hacía trabajar a sus oficiales hasta las dos o tres de la mañana preparando sus discursos.
Chernóbil
En un reporte del año 2000 titulado ‘El impacto de la privación del sueño al tomar decisiones’, se afirmó que la falta de sueño entre operadores de plantas nucleares les deja incapaces de lidiar con emergencias y desastres. En la explosión de 1986 en Chernóbil -el peor desastre nuclear de la historia- los ingenieros involucrados llevaban 13 horas trabajando.