Lágrimas de sumo: La emoción en el deporte

Héore: Aun teniendo el ranking más bajo, Tokushoryu ganó todos sus compates salvo uno. © Kyodo

¿Son las lágrimas buenas para el deporte? El llanto de un luchador de sumo ha reabierto el debate. Su éxtasis cautivó a algunos, pero otros creen que un atleta nunca debería llorar.

¿Te subirías al ring para enfrentarte a Tokushoryu?

A sus 33 años, pesa 188kg y lleva practicando el arte marcial japonés del sumo desde hace 23. Admítelo, no tienes ninguna posibilidad.

Pero nadie apostaba tampoco por que Tokushoryu, que pertenece a la división más baja del sumo, pudiera vencer a los mejores luchadores de Tokio.

Y, aun así, logró levantar la Copa del Emperador en la mayor hazaña del deporte en dos décadas.

“Siento que estoy caminando sobre las nubes,” dijo. Las lágrimas se le vertían por las mejillas y Japón se enamoró de su nuevo campeón.

Según un estudio, los japoneses están entre las personas que menos lloran. Y es que, según, la tradición japonesa, esconder tus emociones es una virtud.

El arte marcial del sumo apareció hace más de mil años y es una parte importante de la identidad nipona. Envuelta en rígidos rituales, el deporte se resiste a cambiar.

Los psicólogos deportivos advierten de que los atletas tienen que controlar sus emociones.

Los atletas profesionales entrenan la gestión emocional, pero su estoicismo puede derrumbarse bajo presión.

Eso recuerda a fans y espctadores que los atletas no son dioses ni máquinas, sino humanos que cargan con el peso de las expectativas suyas y de sus fans.

Así pues, ¿son las lágrimas buenas para el deporte?

Mar de lágrimas

Uno debe dejar atrás el peso del mundo al entrar al ring, dicen unos. El público ve el deporte para escapar de la vida diaria, no para entrar más en ella. Los atletas profesionales que controlan sus emociones consiguen trofeos, dinero y la adoración de los fans.

¡Qué aburrido sería el deporte si nadie mostrara emociones!, dicen otros. Nos encanta el deporte porque participamos de la lucha del atleta. Nos conquistan sus derrotas y sus triunfos. Nos atraen igual la tragedia y la gloria.

Tú Decides

  1. Que un deportista llore, ¿es un signo de fuerza o de debilidad?

Actividades

  1. Translate one of the two closing paragraphs of the article.

Unos Dicen

“Hay quien cree que el fútbol es una cuestión de vida o muerte. En realidad, es mucho más serio que eso.”

Bill Shankly (1913-1981), futbolista escocés y entrenador del Liverpool FC

¿Tú qué crees?

P & R

¿Qué sabemos?
Los atletas se empujan hasta el límite de lo posible. Durante la competición, el cerebro libera unos químicos que les dan energía para empujar más fuerte, correr más rápido o saltar más alto. Pero ese mecanismo también intensifica sus emociones, haciéndoles llorar. Cuando ves a un atleta, tu cuerpo imita esa respuesta física, como si tú mismo estuvieras en su piel. Si ellos lloran, tal vez tú también lo hagas.
¿Qué no sabemos?
Obviamente, un atleta quiere luchar y no abandonar. Y si para ello es mejor esconder las emociones o liberarlas, depende de la persona. Llorar puede ser bueno para unos y no para otros. Pero cómo se interpreta el llanto depende mucho de la cultura, el deporte y la situación. Las lágrimas de Tokushoryu fueron extraordinarias dentro del mundo del sumo y pueden ayudar a romper el tabú que es llorar en Japón. Pero en la mayoría de deportes hay instituciones que dictan lo que es permisible o no, y estas no suelen ser favorables a los grandes cambios.

Atención Al Vocablo

Enfrentarte
To face.
Más baja
Lowest.
Vencer
To beat.
Aun así
Even so.
Hazaña
Feat, achievement.
Lágrimas
Tears.
Mejillas
Cheeks.
Lloran
To cry.
Esconder
To hide.
Estoicismo
Stoicism.
Derrumbarse
To collapse.
Dioses
Gods.
Máquinas
Machines.
Peso
Weight.
Expectativas
Expectations.