El rechazo de Harvard a asesina divide US

Jones en prisión: “Ya me gradué de la prisión más dura que existe.” © Proyecto Marshall

¿Se le debería haber dado una plaza en Harvard a la asesina Michelle Jones? Cuando se la quitaron, su extraordinaria historia provocó un feroz debate sobre crimen y castigo en US.

Entre los nuevos estudiantes de la Universidad de Nueva York este año, uno sobresalía. Tenía 45 años y nunca había usado un smartphone. Sus gafas provenían de la Prisión de Mujeres de Indiana, donde había pasado los últimos 20 años. Y era una asesina.

Michelle Jones puede no ser como los otros chicos universitarios, pero tampoco fue una prisionera normal. Como el Proyecto Marshall informa, se le encontró culpable de matar a su hijo de 4 años en los 90. Con 50 años entre rejas por delante, empezó a leer.

Jones aprendió rápido. Consiguió un título universitario y escribió un artículo muy apreciado sobre la historia de las prisiones de mujeres en Indiana. Su sentencia fue reducida. Cuando se acercaba su puesta en libertad, solicitó para hacer un doctorado, en Harvard como primera opción.

El departamento de historia de la universidad la aceptó. Pero entonces, en un giro sorprendente, los altos cargos rechazaron la decisión. Los profesores decían temer que Jones les había ‘tergiversado’ su crimen. Sin embargo, alguien también expresó temor a una reacción violenta contra Harvard de los conservadores, y duda de que Jones encajara. Rechazada, Jones fue a NYU en su lugar.

Su caso ha causado una gran controversia — no sorprendentemente considerando que toca algunos de los temas más polémicos en la sociedad americana de hoy: raza, salud mental, maltrato infantil, elitismo liberal. Sobre todo, cristaliza una gran cuestión en el país con la mayor población de presos del mundo. ¿Cuándo se le ha penalizado suficiente al criminal?

Uno de cada 3 americanos adultos tiene un récord criminal. Con el internet, se ha hecho más fácil comprobar el historial de un candidato a un trabajo o universidad. Con la discriminación, la reintegración es difícil. Como resultado, 3 cuartos vuelven a ser detenidos en los primeros 5 años después de ser puestos en libertad.

El acto de Harvard contra Jones ha puesto estas cuestiones en foco de atención. ¿Hizo lo adecuado?

No tomen presos

No, dicen unos. La rehabilitación ayuda a los presos a encontrar un propósito en la vida y mantiene el índice criminal bajo. Todos ganamos. Pero al no aceptar a Jones, Harvard implica que un criminal nunca puede volver a la sociedad por completo. Bravo por NYU por ver su potencial y aceptar que ya tuvo su castigo.

“Un momento,” responden otros. Nos olvidamos el primer capítulo de la historia del éxito de Jones: mató a su hijo. Aparte de la cuestión de su aptitud mental para Harvard, es simplemente ilegal aceptar a una asesina violenta en lugar de otro candidato altamente cualificado. Cumplió condena, pero algunos privilegios se le deberían retirar para siempre.

Tú Decides

  1. ¿Crees que Harvard tuvo razón en rechazar a Jones?
  2. ¿Debería ser ilegal que empresas y universidades pidan el historial policial de sus candidatos?

Actividades

  1. Eres periodista y te han ofrecida una entrevista con Jones. Piensa en 5 preguntas que le harías.
  2. Trabajas en un prisión. En grupos, diseñad un programa para ayudar a los presos a desarrollar cualidades que le servirán en el mundo exterior.

Unos Dicen

“Aquel que abre un colegio cierra una prisión.” Dicho francés”

¿Tú qué crees?

P & R

¿Qué sabemos?
En 1992 Jones vivía con su hijo Brandon de 4 años que tenía problemas de desarrollo. Cuando Brandon desapareció, Jones dijo que vivía con el padre. Pero luego confesó que le había pegado y abandonado, lo encontró muerto y entonces escondió el cuerpo. Jones dice que ella sufrió abusos en su juventud.
¿Qué no sabemos?
Lo que llevó a Jones a matar a su hijo. Los que simpatizan con ella argumentan que fue tanto víctima como perpetradora del abuso, y no puede ser enteramente culpada por su frágil estado mental. Otros, apuntando a sus intentos de cubrir el crimen, la describen en términos más siniestros: como una psicópata fría y calculadora que se avergonzaba de las incapacidades de su hijo. ¿Podremos alguna vez entender qué convierte a las personas en asesinos?

Atención Al Vocablo

El Proyecto Marshall
Respetada publicación online con foco en la justicia criminal en US.
Artículo muy apreciado
El artículo que escribió junto con otra presa bajo la dirección de un antiguo profesor ganó un prestigioso premio.
Reacción violenta de los conservadores
El profesor dijo, “Fox News diría que la liberal Harvard había dado 200 mil dólares de beca a una asesina de niños porque es minoría”.
La mayor población de presos del mundo
US tiene 2.15 millones de presos, según el Centro Internacional de Estudios de Prisión. China está en segundo lugar con 1.65 millones.
Uno de cada 3
En 2014, The Wall Street Journal declaró que la base de datos del FBI contenía 77.7 millones de criminales.
La reintegración es difícil
Cada vez más empresas - incluyendo el gobierno federal americano - dejan de pedir el historial policial a sus candidatos. Se conoce como la ley de “prohibición de la casilla”, refiriéndose a las casillas que se marcan en las solicitudes.
3 cuartos
De acuerdo con un estudio del departamento de Justicia que siguió a 404.638 presos puestos en libertad en 2005.